HENKET STORE | Ronda de Toledo, 6 - 28005 Madrid | Metro: Pta. de Toledo | 81 052 01 75 | 639 474 927 | info@heneket.es

Cerveza Artesanal en España

CraftBeerSpainComo “Cerveza Artesana” podría calificarse aquella cerveza elaborada siguiendo un determinado “Proceso de elaboración Artesanal”. Es interesante dejar constancia de que las diferencias entre un proceso de elaboración artesanal frente a uno industrial darán como resultado un producto final: La Cerveza como bebida singular (similar en concepto al del “buen” vino), Sin Aditivos no naturales, Sin Conservantes, Sin Colorantes sintéticos, Sin Estabilizantes no naturales, con una gasificación natural (Sin Gas añadido artificialmente), No Pasteurizado, Ni Filtrado, frente a los “refrescos de cerveza” deliberadamente estandarizados y con un patrón de homogeneidad muy marcado que pertenecen al variopinto segmento de los refrescos de fabricación industrial.

De igual modo, no puede equiparse un proceso de elaboración artesanal con un proceso de producción limitada (aunque existen voces que defienden que la cerveza artesanal es aquella producida por una cervecería pequeña e independiente).

En EE.UU. el Craft Brewery no tiene nada que ver con el volumen de producción; llegando incluso algunos elaboradores a igualar sus volúmenes con producciones industriales de cervecerías europeas. En el caso de España, las producciones artesanales más o menos limitadas tienen mucho más que ver con la dimensión de las instalaciones de las empresas (o microempresas) que con el propio proceso de elaboración; entendiendo por tal Proceso Artesanal aquel proceso que parte del grano de cereal (malteado o sin maltear), nunca en extractos (ni de maltas, ni de lúpulos) para la obtención del mosto, al que no se podrá añadir ningún estabilizante no natural, ni antioxidantes, ni conservantes.

cuccharasEl movimiento Craft Brewery en España es en la actualidad un novedoso fenómeno en auge que ya han vivido otros países tanto de nuestro entorno, como de otros continentes con anterioridad. En los EE.UU. o en El Reino Unido nos llevan más de 40 años de ventaja, sin bien en prácticamente toda Europa la expansión de este fenómeno ha sido mucho más reciente, destacando curiosamente el caso de Italia (un país eminentemente vinícola, pero de gran tradición gastronómica) que se ha convertido en referente ya no únicamente para los países mediterráneos, sino todo un referente a nivel mundial en poco más de una década.

Si España seguirá estos mismos pasos, es aún una incógnita dada la incipiente penetración que hoy en día tiene la cerveza artesana como producto “gourmet” en el panorama gastronómico nacional, en muchos casos desplazada injustamente por el vino y la cultura que le rodea, relegándola todavía en la actualidad a una mera bebida refrescante y si bien en la cocina ya ocupa un lugar destacado, es a menudo poco conocido, ya que además de ser una bebida ideal para el acompañamiento de entrantes y todo tipo de platos variados, goza de una gran versatilidad culinaria que permite obtener unos resultados espectaculares en los platos.

Por otro lado el firmamento cervecero español, al margen de los grandes grupos industriales se encuentra en plena efervescencia, con la aparición -casi mensual- de nuevos productores y nuevas referencias de los más asentados que pueden llegar a saturar un mercado todavía demasiado joven, en el que ya es posible encontrar varias marcas artesanas por cada estilo tradicional. Un incipiente mercado que ya cuenta con centenares de cervezas de elaboración artesanal en el que se pueden encontrar prácticamente todos los estilos e incluso reinvenciones más actuales de algunos de ellos; algunas de ellas de altísima calidad que incluso ya gozan de un reconocimiento fuera de nuestras fronteras gracias a la proliferación de Ferias, Festivales y Encuentros con otros colegas transfronterizos a los que acuden los productores españoles buscando su irrupción en nuevos mercados internacionales. El “Beer Boom” que actualmente vivimos en España se va traduciendo en un creciente aumento de las microcervecerías, marcas y referencias de cerveza artesana por todo el territorio.

Según datos de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), conocemos que en nuestro país en el año 2012 se abrieron 42 nuevas fábricas de cerveza artesanal. Al año siguiente el número se elevó hasta las 84 nuevas aperturas; y en 2014 la cifra de nuevas “micros”se disparó hasta las 130.

Si bien la asignatura pendiente sigue siendo ensanchar las estadísticas de consumo doméstico, que en la actualidad se sitúa en un exiguo 1% del consumo total de cerveza (que en la actualidad ronda los 50 litros anuales por persona), lo que equivaldría a consumir medio litro anual de cerveza artesana por habiente.

A la mejora de esta proporción dedican sus esfuerzos todos los amantes de la buena cerveza desde distintos enfoques.

Por el lado de los productores con crecientes inversiones en nuevas instalaciones de producción, mejoras de eficiencia que se traduzcan en precios finales más competitivos frente a la cerveza industrial, innovaciones tecnológicas que potencien la calidad y la diferenciación del producto.

Por lo que respecta a los proveedores de las materias primas con inversiones en I+D para la mejora y la especialización de los cultivos de cereal y de lúpulo.

Desde el lado de la distribución con alianzas empresariales que fortalezcan la posición competitiva frente a las distribuidoras de cerveza de elaboración industrial. En cuando al sector hostelero y al comercio con una apuesta decidida por un producto de alta calidad y muy heterogéneo, frente a la homogeneización impuesta por la gran industria cervecera, así como la apertura de nuevos lugares de consumo y degustación y de nuevas tiendas especializadas por toda la geografía, que como en el caso del vino, promocionen la cultura de la cerveza, el conocimiento de la historia de la bebida y la formación e información a todos aquellos interesados en descubrir el apasionante mundo que está detrás de tan preciada bebida. No en vano un viejo refrán Danés dice que “Cuando la cerveza entra, el ingenio sale”.